¿Por qué son necesarias?

¿Por qué son necesarias?

Las inyecciones intravítreas son necesarias debido a que los efectos de la administración oral o por vena de dichos fármacos no alcanzarían el interior del ojo con la intensidad adecuada, además de que, en algunos casos, para alcanzar los niveles necesarios, las dosis que deberían tomarse por vía oral serían demasiado altas y podrían resultar dañinas.